sábado, 31 de julio de 2010

SANTIAGO URBANI, UN CRIMEN EVITABLE


Oscar Pérez Graham, el delincuente, quien se encontraba prófugo de la Justicia acusado de participar en el asesinato de Urbani, fue detenido en la localidad bonaerense de Escobar tras enfrentarse con la Policía.

Se lo sindica como quien reclutaría a menores para cometer hechos delictivos en lugares ya "marcados".

Se presume que el aprendido, tiene varias bandas de menores que ejecutan hechos delictivos bajo su estricta supervison.


Pibes chorros


De un tiempo a esta parte hay una tendencia alarmante de menores involucrados en hechos delictivos por demás variados. Van desde la búsqueda de blancos fáciles o vulnerables, haciendo inteligencia frente a: negocios, casas donde reside gente mayor, etc. casi siempre a pedido de mayores, hasta aquellos que, en compañía de mayores o solos, roban, asaltan y a veces matan.
El caso Urbani muestra a las claras que, los mayores, ya no manipulan las armas en los asaltos, esa es tarea de los menores. Porque además de manejarlas correctamente, pueden ejecutar cualquier tipo de acción sin mayores reparos y sin ningún tipo de remordimiento, aun actos de extrema violencia.


Actúan como informantes:


“Ahí vive un viejo solo”, “ese kiosco tiene muchos clientes a la mañana y el dueño sale recién al medio día al banco”, de esa casa sale una piba todos los días a las 10 a pasear un perro,.....


Vendedores de elementos de limpieza


Es de público conocimiento que, personas mayores, llevan a diferentes barrios a adolescentes que, con la excusa de vender elementos de limpieza, ingresan a la casa de incautos y hurtan lo que pueden.
Se encuentran en una esquina predeterminada, cargan los elementos sustraídos en el vehiculo que los transporta (combis) y lo reducen en el barrio donde residen. Nunca ejecutan sus acciones en un mismo barrio, de modo que es muy difícil encontrarlos nuevamente.


Traslado de menores a otros barrios:


El de traslado de menores de un partido a otro para ejecutar delitos mayores como: asaltos a mano armada, o intrusión a viviendas con fines de robo, etc, no es nuevo. Vale como ejemplo el crimen de Santiago Urbani, o el del Ingeniero Barrenechea, solo en la zona Norte


Aquellos que han crecido en un medio agresivo llegan a considerarlo como un modo permanente de vida. Los que han perdido a sus seres queridos en hechos violentos, o los que cuentan con familiares allegados que protagonizan hechos delictivos, con un adecuado entrenamiento pueden convertirse en prefectos criminales.

Hace poco un empleado judicial comentaba como un pequeño de doce años con una facilidad increíble desarmaba y armaba una pistola en poco tiempo.

Los pequeños sueñan con la “Bersita”, pistola cal .22 LR, por ser manuables y fácil de manipular.
También buscan desesperadamente una carabina de fabricación nacional, calibre .22 LR, fácil de convertir en ametralladora. Los más grandes alquilan una pistola 9 MM o una escopeta recortada para salir a robar.


¿ Porque son buscados los chicos para cometer actos delictivos?.
La inimputabilidad y la impunidad son dos factores determinantes.


Fallas en el sistema judicial.


Volviendo al caso Urbani, estamos nuevamente ante a una falla gravísima en el sistema judicial. Todos los imputados (mayores y menores) habían estado presos en reiteradas veces por hechos graves, en dos casos, antes y después del asesinato de Urbani. Aun así fueron liberados una y otras ves.

Sin dudas el crimen de Santiago Urbani podía haberse evitado, si hubiera primado el sentido común en los jueces intervinientes en las causas anteriores al hecho en cuestión y mantenido presos a los integrantes de esta banda. Pero parece ser que el sentido común en algunos magistrados, es el menos común de los sentidos. O no es así..


Andres Penachino