jueves, 29 de abril de 2010

Los policías locales se rebelan y piden jubilarse a los 55 años

Más de 80 agentes exigen que su trabajo se considere "actividad peligrosa" para retirarse antes de los 65 años. Ellos cotizarían más para hacerlo posible

Concentración de policías locales en su protesta ante la  Delegación de Gobierno de Valencia, ayer.

PACO CERDÀ VALENCIA


Acostumbrados a controlar manifestaciones y a exigir el cumplimiento de la ley, los policías locales cambiaron ayer su papel y se pasaron al otro lado. Más de 80 agentes municipales se manifestaron en el centro de Valencia para reclamar una jubilación anticipada para sus miembros. Actualmente, la policía local es el único cuerpo de seguridad del Estado que no tienen reconocida la jubilación anticipada. Mientras que los policías nacionales y guardias civiles pueden pasar a la reserva a los 58 años, los agentes locales han de esperar hasta los 65 años para retirarse y poder acceder a la pensión de jubilación.

Por ello, los policías rebeldes reclamaron ayer que la profesión de policía local se incluya como actividad de riesgo y que, mediante la aplicación de los índices correctores que benefician a mineros, ferroviarios o toreros, se promueva la jubilación de los agentes locales a partir de los 55 años. Con un añadido que recalca el líder sindical de la policía local valenciana, Manuel Sánchez: "No queremos dinero del Estado. Nosotros nos pagaríamos nuestra propia jubilación cotizando 1,20 años por cada año trabajado".

La reivindicación no sólo adquiere tintes laborales de un colectivo profesional. Va más allá. "A más edad de la policía local, más inseguridad en las calles", advierte la coordinadora sindical. Para demostrarlo, blande un estudio científico sobre el deterioro psicofísico de los policías locales de España asociado a la edad que concluye que, "a partir de los 55 años, las exigencias psicofísicas de la profesión son difícilmente ejecutables por las personas que ejercen la función policial".

De una forma más llana y esclarecedora lo explica la agente M. N., destacada en Almàssera y presente en la protesta de ayer. Ella tiene 47 años y asegura que, a lo largo de su trayectoria, ha tenido que actuar ante "gente que se ha tirado al metro, personas que se han arrojado por las ventanas, incendios en inmuebles, accidentes con muertos y heridos o caídas de personas mayores". "Cuando tienes 55 años, no estás físicamente para hacer todo eso. Y si bien en la capital hay departamentos y a la gente mayor se la destina a labores menos pesadas, en los pueblos un policía local ha de hacer de todo", destaca.

Un 23% de agentes con ansiedad

Y no sólo por el desgaste de la edad. La labor policial comporta otros menoscabos para la salud por ser, sostienen los sindicatos, "un trabajo estresante y altamente peligroso". Así, según un estudio, antes de llegar a los 43 años, el 23% de los policías locales son tratados por problemas de ansiedad y un 22% sufre disfunciones en el aparato digestivo. El agente V. C., destacado en Valencia, arrastra una bronquitis aguda, dice, agravada por tantos años regulando el tráfico en Valencia. Ahora tiene 57 años y, aunque se dedica a proteger autoridades, considera "bastante lamentable" que a su edad tenga que "ir de hospital en hospital" y cogiendo bajas laborales sin poder jublarse antes.

La reivindicación de los policías se dirige al Ministerio de Trabajo, y por eso los agentes se manifestaron ayer ante las delegaciones y subdelegaciones de Gobierno de toda España. En Valencia, con banderas, tambores, silbatos y sonidos de sirena que cortaron la calle Colón durante una hora. Sin embargo, la queja sindical también alcanza a los responsables de la seguridad del Estado porque, si se rebaja la edad de los policías, "habrá un cuerpo más efectivo" ante las "crecientes demandas de los ciudadanos".

1 comentario:

ParisH dijo...

人必須心懷希望,才會活的快樂,日子才過得充實,有意義,有朝氣,有信心。........................................