jueves, 4 de febrero de 2010

ARGENTINA. La Plata: un detenido por el crimen de un chico de 8 años

Santiago Pellegrini recibió un disparo en la cabeza mientras jugaba en la vereda, en diciembre pasado. Tres personas en un auto abrieron fuego contra varios jóvenes que estaban en la esquina, en el marco de una venganza.

Un joven fue detenido anoche acusado de haber matado a un chico de 8 años, identificado como Santiago Pellegrini, mientras jugaba en la vereda frente a su casa, en La Plata. El hecho ocurrió el 6 de diciembre pasado, en calle 10 entre 487 y 488 de la localidad de Villa Castells. La víctima fue alcanzada por un balazo disparado desde un auto contra un grupo de jóvenes que estaban en la esquina, se supone, en el marco de una venganza. Tal como relató Clarín tras el hecho, Santiaguito había salido a la vereda para compartir con los amigos unas vueltas en patineta. Estaba contento. Pero una bala lo sorprendió en pleno juego.

"Santiaguito" fue baleado en medio de una disputa iniciada en la esquina de su casa, ubicada en el barrio de Gonnet, a 15 kilómetros de La Plata. El papá y una tía, desesperados, lo llevaron al hospital, pero murió horas después. Familiares y vecinos de "Santiaguito" denunciaron entonces que conocían a quienes habían disparado. "Bebe", de 19 años, tendría antecedentes penales y hace unos meses habría estado detenido por un robo.

Su cómplice, "El Oreja", tiene 20 años y también hizo disparos. La versión policial es que una semana antes del crimen pasaron en moto y casi atropellan a un nene, y que entonces un joven conocido como "Javito" los insultó. El domingo 6 de diciembre, al parecer, volvieron para buscar a "Javito" y en un momento empezaron a los tiros. En el barrio aseguran que varias veces aparecieron por el lugar.

El ataque fue el 6 a la tarde en 10 y 487 y estaba dirigido a "Javito", quien cuando se iniciaron los disparos intentó esconderse atrás de un auto. El proyectil que mató a Santiaguito recorrió 60 metros antes de impactar en su cabeza. No era la primera vez que los atacantes y el destinatario de la agresión se enfrentaban. "Ya se habían agarrado a las trompadas y el chabón sabía que lo venían a buscar a él, pero nunca pensó que a los tiros", contó un testigo.

Un chico del barrio contó que algunas veces vio a "Bebe" pasar en moto y en actitud provocativa hacia "Javito", con quien estaba enfrentado. Después de las cinco de la tarde y casi al mismo tiempo en que Santiaguito disfrutaba del aire libre del domingo, en la esquina de su casa se juntó un grupo de jóvenes. Entre ellos estaba "Javito", que vive en la zona de Ringuelet. De acuerdo con la secuencia que describieron los testigos, por la calle 487 apareció un Ford Ka color gris y sin patente, que era conducido por una mujer.

Enseguida bajaron dos hombres y directamente comenzaron a disparar hacia el sector donde estaba la "barrita". Fue cuando "Javito" corrió para esconderse en un auto estacionado que la última bala pegó en Santiaguito. Después, la pareja y el cómplice escaparon en el mismo vehículo en el que llegaron. Algunos conocidos de los Pellegrini dijeron que se hicieron entre siete y nueve disparos en un sector de la calle en el que había al menos diez chicos jugando.

Además del joven detenido anoche, identificado como Jonatan Martínez, también habían arrestado a un hermano del acusado y a otros dos sospechosos de encubrimiento. Martínez cayó preso tras un allanamiento y, según detallan medios platenses, estaba tirado en un colchón con tres heridas de bala en una pierna. El auto desde el cual dispararon y mataron a Santiaguito, pertenecía al ex agente de Narcocriminalidad Juan Pablo Mateos (25), que quedó imputado de "encubrimiento calificado". Mateos, además, había quedado involucrado en el asalto a la secretaría de Derechos Humanos bonaerense, ocurrida el 30 de diciembre.

1 comentario:

rojo dijo...

estos hijos de putas hay que matarlos lo jura y lo promete la gente del barrio