viernes, 9 de octubre de 2009

MÉXICO. Cae uno de los más buscados por el FBI


Lo acusan en EU de asesinar a balazos a su familia y quemarla

Cae uno de los más buscados por el FBI
(Foto: )


María de la Luz González
El Universal

Agentes de la Policía Federal Ministerial detuvieron ayer en Zihuatanejo, Guerrero, con fines de extradición, al mexicano Jorge Alberto López Orozco, quien se encuentra en la lista de los 10 fugitivos más buscados por el FBI, informó la Procuraduría General de la República (PGR).

López Orozco, conocido como Raúl Solario y “Pepe”, tiene una orden de aprehensión girada por la Corte para el Cuarto Distrito Judicial del condado de Elmore, Idaho, Estados Unidos, por tres cargos de homicidio.

Su detención se realizó en las cercanías de la carretera Zihuatanejo-Lázaro Cárdenas, a la altura del kilómetro siete “La Puerta” municipio de Zihuatanejo, Guerrero, donde fue localizado mediante trabajo de inteligencia.

Los niños muertos

Según la orden de detención provisional con fines de extradición 2/2007-V, del 9 de enero de 2007, girada por el Juzgado Décimo primero de Distrito en materia penal del Distrito Federal, López Orozco asesinó a su pareja sentimental extramarital y a sus dos hijos con disparos de arma de fuego, quien además prendió fuego al automóvil donde abandonó los cuerpos.

De acuerdo con la nota diplomática con el número 2608 enviada por la Embajada de los Estados Unidos en México a la PGR, por conducto de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el 30 de julio de 2002, López Orozco acudió por Rebeca Ramírez y sus dos pequeños hijos a la casa del padre de ésta, en Nyssa, Oregon.

Los familiares de Rebeca Ramírez denunciaron la desaparición de los tres ante las autoridades estadounidenses. El automóvil que conducía Jorge Alberto López al momento de recoger a su pareja sentimental fue encontrado el 11 de agosto de 2002 en una zona rural del Condado de Elmore, Idaho, en las afueras de Mountain Home.

El vehículo estaba completamente quemado y en su interior se encontraron los tres cuerpos calcinados. Los peritajes realizados determinaron que las víctimas perecieron por disparo de arma de fuego.

El detenido fue internado en el Penal de Morelia, Michoacán, y puesto a disposición del Juez de la causa para enfrentar el juicio de extradición a Estados Unidos.

No hay comentarios: