miércoles, 27 de enero de 2010

MÉXICO. Asaltan, violan y matan a migrantes en Oaxaca


La denuncia fue hecha por las víctimas, quienes lograron llegar la noche del lunes al albergue Hermanos del Camino, de Ciudad Ixtepec

Alberto López MoralesCorresponsal
El Universal

JUCHITÁN, Oax.— Tres muertos, dos mujeres violadas y una centena de centroamericanos despojados de su dinero y pertenencias, fue el saldo de un doble asalto en contra de migrantes en el municipio de Chahuites, el sábado pasado.

La denuncia fue hecha por las víctimas, quienes lograron llegar la noche del lunes al albergue Hermanos del Camino, de Ciudad Ixtepec, que encabeza el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM).

El primer asalto ocurrió a las 18:00 horas del sábado, cuando hombres armados que se identificaron como policías federales pararon el tren procedente de Arriaga, Chiapas, con destino a Ciudad Ixtepec, Oaxaca, donde viajaban entre 150 y 200 centroamericanos.

“Pararon el tren, como a 100 nos obligaron a bajar, nos quitaron el dinero y después nos abandonaron en el monte a orillas de las vías, porque el tren siguió su ruta”, denunciaron los ilegales.

No había transcurrido una hora cuando el grupo de hombres y mujeres de El Salvador y Honduras se topó “como con 13 hombres que portaban escopetas”. Cerca de la colonia San Antonio mataron a tres salvadoreños, violaron a dos mujeres y les robaron sus mochilas.

En su denuncia, la hondureña Esmeralda Cases dijo que alcanzó a ver cuando le dispararon a su esposo Melvin Jesús y a dos personas más. “Un joven quedó herido de machete”.

El subprocurador de Justicia en el istmo de Tehuantepec, Gustavo García Bautista, acompañado de la cónsul de El Salvador, Vilma Mendoza, del párroco y unos 25 agentes ministeriales acudieron ayer al lugar del asalto.

“No hallamos los cuerpos. Después de una búsqueda intensa y agotadora de cuatro horas de camino, no tuvimos éxito”, refirió el subprocurador. En el trayecto se toparon con una persona que montaba un caballo que fue identificado por Dalila, una de las dos mujeres violadas. “¡Él me violó!”, gritó.

El ranchero, identificado como Manuel, trató de huir pero fue detenido. Más tarde, en un rancho ubicado a 800 metros de las vías, capturaron a otra persona. Ambos están bajo la jurisdicción de la Procuraduría de Justicia de Oaxaca. En la propiedad la policía halló mochilas con las pertenencias de los migrantes.

De regreso del recorrido, donde los policías localizaron ropa interior, desodorantes y encendedores que los “sin papeles” reconocieron como de su propiedad, hallaron un árbol donde presuntamente fueron asesinados los tres salvadoreños. “La corteza fue limpiada a machetazo limpio, pero aún se veían rastros de sangre”, explicó Solalinde.

Perdido entre la maleza, estaba un salvadoreño de 16 años, herido la noche del asalto. En la espalda presentaba huellas de golpes con la plana de un machete.

Más tarde, sobre la carretera Panamericana, a la altura del poblado de Zanatepec, los vehículos que transportaban al grupo fueron detenidos en un retén de la Policía Federal. Hubo una discusión, debido a que los migrantes identificaron a dos de los agentes como parte de los vándalos que los asaltaron. Los uniformados negaron la acusación y permitieron el paso del convoy. “Sí, ocurrió un altercado entre los centroamericanos y los policías, pero deberá resolverse en otra instancia”, dijo el subprocurador.

Acusan a INM de violar garantías

La coordinadora del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Fermina Rodríguez, acusó al Instituto Nacional de Migración (INM) de violar las garantías individuales a los detenidos en la Estación Migratoria Siglo XXI, de Tapachula, Chiapas.

Refirió que no se respetan los más elementales derechos y se hace distinción entre los migrantes, dando trato preferencial a los cubanos. “Les niegan la asesoría legal, atención médica las 24 horas del día, les otorgan alimentos en mal estado y duermen al ras del piso”. (Con información de María de Jesús Peters)

No hay comentarios: