lunes, 14 de diciembre de 2009

VENEZUELA. Fiesta navideña en Caucagüita acabó con 2 muertos y 4 heridos

De viernes a domingo se han reportado 45 asesinatos en la capital

Familiares de las víctimas de la violencia caraqueña lloraron a sus deudos (Venancio Alcázares)

Dos personas fallecieron y cuatro resultaron mortalmente heridas a las cuatro de la madrugada del sábado cuando se encontraban congregados en una fiesta navideña y un grupo de antisociales armados irrumpió con el propósito de ajustar cuentas con algunos de sus rivales que se encontraban presentes.

El hecho se registró en los bloques grandes del sector Caucagüita del municipio Sucre. Desde las cinco de la tarde miembros del consejo comunal y vecinos hacían una verbena para recolectar fondos y mejorar la deteriorada infraestructura, pero repentinamente delincuentes del sector Turumo llegaron y dispararon. Las víctimas, que bailaban y consumían licor, corrieron para resguardarse. La celebración concluyó antes de que cesaran los disparos.

En el sitio falleció el motorizado Cristian Contreras, de 24 años de edad. El resto de los agraviados fue trasladado al hospital Pérez de León de Petare. Los parientes de las víctimas acusaron a miembros de las bandas "los Toyota" y "Jean Pol".

El joven Contreras laboraba como mensajero en una fábrica de embutidos. Residía en Santa Lucía del Tuy. Sus parientes dijeron que la tarde del viernes llegó a Caucagüita para visitar a su abuela materna, pero al enterarse de que se realizaría una verbena decidió quedarse para compartir con unos amigos.

Recibió dos disparos en el pecho que le produjeron la muerte casi de manera instantánea.

Funcionarios de la Subdelegación El Llanito de la policía científica señalaron que otro joven no identificado falleció en el centro asistencial horas después de haber ocurrido el tiroteo. Presumen que el móvil del tiroteo fue la venganza.

Los detectives aguardan a que se recuperen los jóvenes que se encuentran heridos para proceder a tomarles declaración. Testigos afirmaron que algunos delincuentes se desplazaban en un vehículo. Otros andaban a pie y en motocicletas.

45 asesinatos Desde la tarde del viernes hasta la madrugada del domingo fueron ingresadas a la morgue de Bello Monte 45 personas que fueron víctimas de delincuentes. La mayoría falleció tras resultar heridos por armas de fuego. Nueve de los homicidios ocurrieron en Petare.

Al hospital Domingo Luciani de El Llanito fue trasladado el cadáver del buhonero colombiano Aris Noel Palacios, de 33 años de edad. El trabajador informal fue alcanzado por un proyectil cuando se encontraba en una parada de autobuses y se dirigía a su casa ubicada en la calle Bolívar del barrio Turumo. Sus familiares desconocen detalles de lo ocurrido.

Palacios llegó a Venezuela junto con su hermana Silvia, procedentes de Cartagena, en busca de empleo. Ambos dejaron en su tierra natal a sus hijos bajo el cuidado de sus padres. Aris Noel vendía quesos y ella ropa. "Regresaré a mi país con mi hermano muerto. Allá no habrá empleo, pero hay más seguridad. Aquí hay problemas y mucho odio", dijo Silvia Palacios.

Buhoneros de Petare ayudaron a sufragar los gastos para repatriar el cadáver.

Gustavo Rodríguez
EL UNIVERSAL