lunes, 9 de marzo de 2009

VENEZUELA. Hampones matan a tres jóvenes en Catia en apenas 24 horas


Una de las víctimas fue secuestrada por maleantes que le robaron el vehículo

La hermana de Yoismar Andrés Galarraga manifestó que el joven era una persona responsable y pidió mayor seguridad (Venancio Alcázares)

Tres muertes violentas se produjeron en diferentes sectores de Catia en apenas 24 horas, entre la noche del viernes y la del sábado. Las tres víctimas fueron atacadas por pistoleros e ingresaron al hospital de Los Magallanes de Catia, donde no pudieron salvarlas.

Una riña entre vecinos Yoismar Andrés Galarraga, de 27 años, llegó de trabajar, la noche del viernes, y después salió con su cuñado y un grupo de amigos a pasar la noche tomando licor. Se instalaron en una esquina del barrio Isaías Medina Angarita de Catia, a escasos metros de su residencia, donde compartían sin mayor problema. Horas más tarde, aproximadamente a las 12:00 de la medianoche, unos sujetos llegaron a impedir la reunión y se formó una trifulca, que culminó en un tiroteo.

Arloslis Galarraga, hermana de la víctima, comentó que el joven recibió tres impactos de bala y se desplomó. Los sujetos que provocaron el hecho huyeron del lugar y el joven fue trasladado hasta la emergencia del hospital de Los Magallanes, donde falleció. Detalló, además, que el pistolero es una persona conocida, pues le manifestaron que habían estado reunidos hasta que llegó el señalado. Los deudos no indicaron la identificación del homicida.

Galarraga tenía un año y medio trabajando como ayudante de camioneros y era el menor de cuatro hermanos. Dejó dos hijos y toda su vida residió en el sector.

"Nació y murió en Catia" En otro hecho, suscitado a las 12:00 de la medianoche del sábado, perdió la vida Joseph Aldrin Azuaje, de 27 años, cuando recibió un disparo en la espalda mientras esperaba a su novia en la cuarta avenida del sector El Amparo.

Johen Azuaje, padre del fallecido, indicó que el joven había estado en su casa todo el día y cuando decidió salir a esperar a su novia en la calle Principal del sector se detuvo a conversar con unos amigos que estaban tomando licor en la zona. Allí, compartió con ellos una malta, pues no quiso tomar, ya que quería descansar con su pareja.

Repentinamente, contó el dolido padre, un sujeto armado se acercó disparando sin control y logró herir a dos personas, entre ellas su hijo, quien cayó grave y fue trasladado hasta el hospital de Los Magallanes, donde falleció.

El otro joven herido, Leonard Capriata, también ingresó al mismo nosocomio, donde se encuentra en estado bastante delicado pues la bala le perforó un pulmón. Es hijo de un funcionario del Cicpc.

"Mi hijo nació y murió en ese hospital. Lo llevaron al Periférico de Catia y no lo aceptaron, será que el destino era que muriera en el mismo sitio donde lo vimos por primera vez", dijo el padre, lloroso. Azuaje estaba desempleado y era único hijo.

Secuestran y matan a chofer Eladio Espinoza, de 31 años, fue ultimado por maleantes que lo interceptaron, la noche del viernes, en Los Frailes de Catia, para despojarlo de su vehículo Renault Twingo. Los sujetos se lo llevaron secuestrado y lo abandonaron mal herido, detrás de unos galpones en el sector Ruperto Lugo, con cuatro disparos.

Los deudos dijeron que iba a buscar a su esposa e hijos a casa de su madre, en La Florida y nunca llegó.


Deivis Ramírez Miranda
EL UNIVERSAL

No hay comentarios: