lunes, 30 de marzo de 2009

Una fragata española destinada en Somalia se enfrenta a una embarcación pirata


  • El helicóptero de la "Victoria" tuvo que disparar varias ráfagas.
  • Los piratas intentaban asaltar un petrolero alemán.
  • En la operación participaron aeronaves y barcos de varios países.
AGENCIA / VÍDEO: ATLAS.

La fragata "Victoria", con su helicóptero y el avión de patrulla marítima P3-A, que participa en la operación Atalanta de la Unión Europea contra la piratería en aguas somalís, ha logrado detener en el Golfo de Adén un esquife pirata que atacó al petrolero de la Marina Alemana "Spessart".
El helicóptero de la fragata persiguió a un esquife pirata

Según el Ministerio de Defensa , el buque alemán, también integrado en la fuerza naval desplegada por la Unión Europea (EUNAVFOR), fue atacado por una embarcación con siete piratas a bordo, recibió disparos, respondió al fuego y posteriormente comenzó la persecución del bote atacante, pero sin poder detenerlo.

La fragata "Victoria", que desarrollaba labores de vigilancia en el Golfo de Adén, fue informada por el avión de patrulla marítima del Ejército del Aire P3-A, también en la zona, del ataque al buque alemán.

Posteriormente, el avión de patrulla marítima español mantuvo el contacto con la embarcación pirata, pero tuvo que regresar a la base por falta de combustible, por lo que fue relevado por un helicóptero SH60B la "Victoria" que se encontraba a 130 millas del lugar del suceso.

El helicóptero disparó contra los piratas

Una vez en las proximidades del esquife, que se dirigía a las costas de Somalia, el helicóptero de la "Victoria" efectuó varias ráfagas de disparos por la proa de la embarcación para que se detuviera, ya que los piratas hicieron inicialmente caso omiso de la advertencia.

El helicóptero de la "Victoria" mantuvo parada a la embarcación pirata a la espera de que otra unidad de la EUNAVFOR, el buque insignia griego "Psara", que se encontraba en las proximidades, procediese a su abordaje e inspección.

Operación multinacional

La operación fue coordinada con otras agrupaciones aliadas en la zona, como la fragata holandesa "De Zeven Provincien", que suministró combustible al helicóptero español para aumentar su permanencia en la zona, y aeronaves del buque estadounidense "Boxer", que lo relevaron en la custodia del esquife durante el relleno.