lunes, 17 de agosto de 2009

VENEZUELA. Matan a un hombre y dejan herido a otro en Baruta

De viernes a domingo se registraron 22 homicidios en Caracas, según Cicpc

Familiares esperaron pacientes los retrasos que se presentaron en la morgue de Bello Monte (Fernando Sánchez)

Aunque las versiones en la calle La Ceiba del sector La Palomera, de Baruta no fueron nada fluidas, funcionarios policiales aseguraron que en torno a la muerte de José Manuel Aponte, de 34 años se manejaban dos hipótesis: un posible enfrentamiento entre bandas, o una resistencia al robo.

Hasta ahora esas serán las líneas de investigación que seguirán los efectivos para resolver este caso en el que este hombre murió, y otro, Jeison Ramos, resultó herido.

El hecho, según quedó registrado por los policías que llegaron al sitio -Polibaruta, Polimiranda y Cicpc- ocurrió a las 4:06 de la mañana de este domingo. Hasta el cierre de esta edición, no se pudo conocer qué declaró la familia en torno a la muerte de José Antonio, quien quedo tendido en la calle, boca arriba, justo en la entrada de un callejón. Los deudos no quisieron hablar con la prensa. Tanta era su molestia por la cobertura del hecho, que llamaron a los reporteros, fotógrafos y camarógráfos "zamuros que vivían gracias a la desgracia ajena".

Salió a comprar Ronald José Betancourt Urea, de 23 años, fue asesinado el sábado a las 8:30 de la noche. Lo interceptaron cuando caminaba por el tercer plan de La Bombilla, buscando comprar algo que se le había antojado a su esposa embarazada.

Según algunos testigos, el presunto homicida fue un sujeto a quien apodan "José, Cara de Loco", con quien se encontraría. Y es que cuando el hombre salía para atender el antojo de su mujer, este "amigo" lo llamó. Con él se encontró antes de cumplir la tarea encomendada.

Los familiares trataron de llevarlo hasta el Hospital Pérez de León, pero murió en el camino.

Ronald era vigilante y como tal atendía dos trabajos: uno en un casino y otro en un automercado ubicado en Chacaíto.

Él vivía allí en La Bombilla, desde hacía siete meses. Su tía, Julia Belisario -quien fue la que narró toda esta versión- les dio, a él y a su esposa, una habitación en su casa. "Huía del peligro que les acechaba en Nueva Cúa, adonde vivió antes... La Bombilla es muy dura, pero allá la cosa y que es peor", advirtió.

Asesinado adolescente Un joven de 17 años fue asesinado cerca de su casa. El hecho ocurrió, específicamente, en el sector Libertador, de Turumo, a las 12:30 de la noche, entre viernes y sábado.

El chico regresaba para su casa desde una fiesta. En el camino fue interceptado por unos sujetos -no sabían de cuántos se trataba- que intentaron robarlo. El chico al parecer se negó a entregar el dinero que llevaba y el celular, y por eso le propinaron 25 tiros.

El muchacho, el mayor de tres hermanos, era buhonero con su madre en Petare. Allí vendía distintos tipos de refrescos.

Cada una de estas personas pasó a formar parte de los 22 caraqueños que perdieron la vida en Caracas, a tiros, desde las 6 pm del viernes hasta las 8 am del domingo, según Cicpc.


María Isoliett Iglesias
EL UNIVERSAL